domingo, 27 de diciembre de 2009

Cómo conseguir chicas


Un día me enteré de que existía tal cosa como una piedra del amor.  Nada demasiado complejo (y a la vez, tan): una pequeña piedrita de un mineral rosa-fucsia (*), de formas redondeadas, que atrae el amor hacia quien la porta.  La piedra no puede auto-regalarse; tiene que ser dada por otra persona, que la elegirá especialmente para su destinatario/a.  La idea es llevarla encima en aquellas oportunidades en las que el amor podría presentarse (fiestas, boliches, trabajo, lavadero, supermercado... dependiendo de la rutina de cada quién, supongo), y dejar que surta sus efectos.
Pues bien: eran tiempos desérticos, y me agencié una piedrita.  A partir de ese momento...



Caminaba por la calle y la gente me decía cosas.  Los perros querían jugar conmigo; los gatos se subían a mi regazo.  En la radio me dedicaban temas de Axel y Ricardo Arjona.  De repente, tuve que empezar a elegir más detenidamente los lugares a los que iba: ahora me perseguían.  Iba a ver una banda, y lxs músicxs eran mis fans, mis groupies, mis art bitches. 
A la vez, cada día gastaba menos en comida.  El señor de Mister Queso me regalaba el reggianito con mi compra de porsalut; la chola de la esquina me cubría de ajíes picantes, papines altiplanescos y granos de quinoa cada vez que yo, al pasar, le decía buen día.  En el chino, cajeras, repositores, administradores y hasta el que se sienta en la puerta sobre un cajón de cerveza, me regalaban todo tipo de productos bajo la inverosímil excusa de promociones inexistentes y nuevos lanzamientos de fábrica.  El barrio se disputaba a quien antes ni siquiera notaba.
Evento social al que iba, evento en el que se me acercaban todo tipo de personas en busca de (quizás) conversación.  Dadas mis nulas habilidades para el small talk, terminaba siendo yo quien escuchaba sus historias: quien acababa de llegar de un viaje iniciático por el Tibet, sólo para darse cuenta de que lo que debía hacer era buscar el verdadero amor en su propia tierra; quien se había separado y, ya con cuatro hijos en su haber, sentía el impulso de recorrer Latinoamérica con una nueva compañía; quienes aburridos de la rutina estaban considerando el poliamor; quien sin prisa ni pausa me invitaba a dar vuelta en moto (e incluso prometía un casco suficientemente gigante como para albergar mi cabeza); quien ponía como única condición para una vida de alegrías compartidas, que yo pudiera soportar a sus cinco gatos.  Todas esas historias escuché, noche tras noche, tras madrugada, día, tarde, mientras mi cabeza asentía y mi mente paseaba por todas partes, menos por ahí.
La piedra me consiguió una planta de lavanda, una deliciosa cena peruana, un perro labrador de pelo largo, una primera edición de Adán Buenosayres, una tarjeta de memoria para mi cámara, un paseo en yate por el Delta, un pase libre al backstage de algún que otro festival, una clase teórico-práctica de paracaidismo, y un sinfín de cosas más que quedaron guardadas en algún cajón, físico o mental.
Pero a medida que los cajones se fueron llenando, me empecé a cansar de llevarlos encima: a la piedra, y a todo lo que venía con ella.  No sé muy bien por qué, pero dejé de cargarla.  Creo que, aún conservando su misma forma y tamaño, la piedrita se fue haciendo cada vez más pesada.  Un domingo a la tarde decidí guardarla bien en el fondo de todos esos cajones, y no la saqué nunca más.


Y hoy... es cierto que volví a pagar el reggianito, pero al menos mi mente está más despejada, y mi espalda carga menos peso.


(*) siempre quise tener la oportunidad de escribir el nombre de este color,
para poder deletrearlo así y no con equis.

jueves, 3 de diciembre de 2009

A cada quien su Merecido Canapé

.
canapé
Permítaseme explicar una vez más La Teoría del Canapé.  Pero antes quisiera  aclarar que no se trata de una idea de mi autoría, sino más bien de la brillante creación de una Persona Maravillosa, quien seguramente se avergonzaría de ser nombrada en público (¿a partir de cuántas entradas semanales un Blog pasará a ser “público”?).  Mi tarea es solamente la de Difundir la Buena Nueva, y guiar a las personas en el Camino del Canapé, que os iluminará y os hará felices (*).

El tema es así:
Cuando vamos a una fiesta, vernissage o evento elegante, generalmente nos encontramos con camarerxs que se pasean con diversas bandejas de canapés.  Éstos pueden ser pequeños, grandes, lujosos, simples, vegetarianos, cárnicos, sabrosos, insulsos.  Pero hay una regla con la que casi seguramente cumplirán: de entre ellos, siempre habrá alguno que no haya sido beneficiado con la habilidad repostera que ostentan sus hermanos y primos con quienes comparte la bandeja.  Ya sea porque tienen menos relleno, o porque éste se desbordó de los límites aprobados por las Normas ISO 9001 de elegancia, o porque representan esos gustos poco populares que nadie elige... De algún modo u otro, no han sido beneficiados.  

Existe un cierto tipo de persona, que sistemáticamente elige el canapé deteriorado – y no precisamente por cuestiones de discriminación positiva, o para que el pobrecito no se sienta tan abandonado.  Si estas personas eligen el canapé venido a menos, es porque consideran mejor dejar los canapés superiores para el resto de las personas que asisten al evento: “porque total a mí no me molesta llevarme este”, “porque pobre el cocinero, se va a deslucir si la gente ve estos canapés chamuscados”, “porque la gente está acostumbrada a comer canapés prolijos, para qué dejarles los otros”, y demás motivos auto-justificatorios.

Ahora bien, lo que la Escuela del Canapé propone, es emprender – ante los primeros síntomas de Rechazo del Buen Canapé – una intensa tarea de recuperación, para poder así Aceptar el Buen Canapé como lo hace el resto de las personas.  El primer – y fundamental – paso para efectivizar este cambio, es afirmarse, repetirse, rezarse, mantra-arse, tatuarse, etcétera, la sencilla y reveladora frase:

* YO TAMBIÉN MEREZCO EL MEJOR CANAPÉ *

Es importante destacar, finalmente, que la Teoría del Canapé puede ser aplicada a situaciones de la más diversa índole.  Baste con citar algunos pocos ejemplos:
-En medios de transporte público, aulas de la facultad, bancos de plaza, y demás lugares en los que se disputan asientos: si la otra persona tiene aproximadamente nuestra misma edad, condición física y portación de petates, tenemos derecho a sentarnos sin culpa;
-Cuando queda sólo un Último Ejemplar de un objeto preciado (notamment: el último vaso de fernet, el último ejemplar en stock de un libro usado, etcétera);
-En materia de relaciones sentimentales: es fundamental comprender que unx siempre merece lo mejor (y creo que esa es la primera vez que uso el subrayado en este blog; ciertamente lo amerita);
-Efectivamente, cuando se trata de elegir un canapé.

En estos y otros casos: aplique la Teoría del Canapé, y verá cómo su vida mejora notablemente.

(*) Posta.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Que no se sepa

.


 Shh, no digamos nada... pero yo opino que el hecho de que se puedan comprar frutillas a 4 o 5 pesos el kilo, es un despropósito.  Con lo maravillosas que son, lo más lógico sería que fueran un lujo para pocxs.  Deberían costar millones y reducirse, por ejemplo, a un gusto de esos que nos damos en cumpleaños o navidad.
Pero parece que todavía nadie se avivó... y que no se sepa.
.

martes, 17 de noviembre de 2009

Aromaterapia


Para mí, el olor a dinero es ese aroma que hay en los free shops y centros comerciales bacanes, y que siento en cada lugar al que voy donde circula gente con mucha plata.  Creo que es como un cóctel de perfumes importados y costosos, pero no entiendo cómo hacen para que en todos los lugares por donde van haya el mismo perfume.  

(Quizás sea una variedad de Glade que venden solamente en lugares muy muy exclusivos, como en el Jockey Club, clubes de golf, y similares.  Quizás se lo pueda comprar solamente con American Express Gold, y de ahí su exclusividad).
(También me pregunto si en los telos caros habrá ese mismo aroma, y no el olor feo y barato que reina en los telos a los que podemos acceder nosotrxs, pobres mortales).



martes, 10 de noviembre de 2009

Mitos

.
el eternauta nieve en buenos aires


En su programa número 30,la gente de Alegría Sueca (de quienes ya les hablé acá) se dedica a reflexionar acerca de mitos, leyendas urbanas y fábulas propias del siglo XXI.  Más allá de que el programa no tiene desperdicio, hay un punto que me pareció particularmente divertido: el ejercicio de pensar qué personas/eventos de nuestra época van a constituir mitos en el futuro, y qué se va a decir de ellos.
De entre las figuras públicas, lxs suecxs eligieron Maradona, imaginando sobre todo mitos relacionados con su talento futbolístico y sus jugadas prodigiosas (no así, hélas, con su talento retórico o su capacidad de opinión omnisciente).  En cuanto a eventos históricos, se sugiere que van a construirse infinidad de historias alrededor de "El día que nevó en Buenos Aires", exagerando hasta el absurdo esos 5 cm de nieve que vimos derretirse rápidamente hace un par de años.
Por supuesto: se hablará quizás de la vez en que el Diego tiró un gol de arco a arco, o la que hizo 10 goles en un mismo juego, o esa otra cuando, durante un partido en La Bombonera, pateó una pelota que voló tanto que recién cayó en su barrio en Fiorito.  Los abuelos contarán su experiencia  de cuando se cerró la 9 de Julio por la nieve, y salieron a esquiar y a hacer muñecos redondos; otros habrán hecho patinaje sobre hielo en los lagos de Palermo y otros aún habrán perdido bajo la nieve a algún pariente despistado al que todavía nadie encontró.  Con el correr de los años, tal vez esto tomará las dimensiones de una semana entera de tormentas invernales, en las que nadie salió a trabajar y todxs nos quedamos en casa quemando objetos varios de madera para resguardarnos del frío polar.
Creo que también se va a hablar montones de Charly García, sus recitales truncos, sus enormes bolsas de papusa y su vida de rocanroll.  Que en una fiesta se metió en una bañadera llena de merca y la aspiró toda, que una vez subió al escenario completamente desnudo, tocó el himno nacional, luego se tiró a la platea y fue satisfecho sexualmente por 30 groupies del público una después de la otra, mientras cantaba el estribillo de Chipi Chipi.  Y por supuesto, se dirá que el regreso en Vélez en realidad era un doble, o un clon, o quizás el mismo Charly que ya había muerto de sobredosis, pero había sido momificado como Evita.
Un evento histórico que ciertamente no quedará exento de invenciones míticas es el de diciembre del 2001: que había batallas campales en todas las calles, que la ciudad fue sitiada y se escuchaban tiros de armas de guerra hasta en los barrios más tranquilos, que la gente desesperada por el hambre comía a sus parientes y que, si te descuidabas, tu propio hermano te vendía a cambio de un plato de fideos.  Que salían aviones, barcos y trenes llenos de gente escapando del caos, y que fueron tantxs lxs argentinxs que emigraron, que para Febrero del 2002 podías caminar diez cuadras por Florida sin cruzarte con una sola persona.
Y quizás también se cuente que en el intervalo de dos semanas tuvimos no 5 sino 15 presidentes, incluyendo por supuesto a Maradona y a Charly - y tal vez también a Susana Giménez con su perro Jazmín (qepd) como vice, quienes habrían llegado a la Casa Rosada en un trineo que se deslizaba sobre la nieve tirado por seis perros esquimales.

XVIII

.
XVIII marcha del orgullo noviembre 2009

.
Todo sonrisas, alegría en paz, música, baile,colores, amor y muchísima gente en libertad.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Acerca de las vidas vivibles.

marcha del orgullo glbt

Empieza noviembre y, entre calores menopáusicos y lluvias liberadoras, se acerca una nueva edición de la Marcha del Orgullo GLBT. Una vez más, surge la pregunta entre muchas personas de ir o no, marchar vs. no marchar, evento político vs. traición comercial, bandera o no bandera, columna o no columna, y mil cosas más.
Es cierto que la marcha es cada vez más "comercial": tiene auspiciantes, mueve plata, tiene escenarios, tiene feria.  Es cierto también que, como todos los años, lo que va a quedar en el imaginario ciudadano es el titular de crónica y la foto grotesca de dos travestis cubiertas de purpurina.  Es verdad que hay un camión de Amerika, es verdad que hay contramarcha, es verdad que mucha gente está en desacuerdo y directamente ni sale de su casa.
Sin embargo, también es cierto que la marcha convoca cada vez más gente; es cierto que mucha gente se entera de la fuerte presencia guei de nuestra ciudad recién cuando ve miles de personas andando por Avenida de Mayo; es cierto que infinidad de jóvenes y no tanto lo viven como el único día en el que pueden visibilizarse como putos, tortas, trans, leather o lo que sea; y - last but not least - es cierto que están las chicas más lindas de Buenos Aires.
Como si eso fuera poco, lo más relevante es que la Marcha transmite un mensaje fundamental: somos muchxs, somos tan personas como el resto, somos no violentxs, somos así.

marcha del orgullo glbtY esto refiere no sólo a mucha gente glbt, sino también - y sobre todo - a muchísima más gente que (aún no identificándose como glbt) considera que excluir, discriminar, esconder y cajonear es violento.  Gente que sabe que esta violencia viene tanto desde la sociedad como desde el Estado, y que es una violencia nacida de la ignorancia y la desinformación.  Creo que el futuro y el crecimiento de la marcha como evento político y social está en la convocatoria que tenga en este espectro de la sociedad, más allá del mundo glbt.
Marcharán entonces quienes, más allá de cómo vivan o piensen su deseo, consideran que mientras más gente esté presente, más difícil será sostener estas formas de violencia: ya no será una marcha "de un grupete de putos haciéndose las locas", sino de muchas personas que quieren para sí y para el resto una vida más vivible. 

Obsesiones

 
the sopranos

Al mirar muchos capítulos de The Sopranos al hilo, y posteriormente salir a la calle, automáticamente se percibe el 76% de los actos de lxs transeúntes, como actos mafiosos o delictivos en general.

lie to me

Similarmente, luego de mirar muchos capítulos de Lie To Me, se comienzan a analizar en exceso los gestos y tics de las personas con las que se interactúa, descifrando en ellos un sinfín de burdos encubrimientos.

jueves, 29 de octubre de 2009

Cosas de la sangre...



sangre blood

(shhh no le digas a nadie, pero salió un texto en el blog literario Laboratorio Central que...)

(qué buenooo... shhh)

miércoles, 28 de octubre de 2009

Concubinando



concubinos roommates


Parece que las relaciones asimétricas de género han tocado a mi puerta una vez más - y esta vez, de la manera más literal.  Bueno, en realidad esta vez no tocan a la puerta, porque tienen llave.
En casa se ha instaurado la práctica con mi roommate de llamarnos mutuamente "concubino" y "concubina": concu esto, concu lo otro, y nunca nos detuvimos a pensar si teníamos *algún* aval de la lengua española para hacerlo.
Pero un día vine a enterarme de que la relación de concubinato es genéricamente asimétrica: esto es, se puede ser concubina, pero no concubino.  Y no me refiero simplemente a que el masculino y el femenino de un mismo concepto sean diferentes.  Me explico:
CONCUBINA es aquella mujer que es recibida en la casa de un hombre, y habita en ella.
CONCUBINARIO es aquél hombre que tiene concubina (es decir, aquél hombre que recibe a una mujer en su casa).
De todo ello se desprende que, en rigor, CONCUBINO es una categoría inexistente. 
De hecho, quien consulte el diccionario de la Real Academia Española, se encontrará con que la palabra "concubino" es admitida en la búsqueda, pero reenvía a su femenino:
CONCUBINA: (Del lat. concubina). 1. f. Mujer que vive en concubinato.
Esto significa que nuestro lenguaje mismo considera que la casa es del hombre, y la mujer ingresa en ella para constituir la relación de concubinato.  No está previsto que una mujer pueda tener una casa propia (bah, tampoco vamos a hacernos los guapos: propia o alquilada) y recibir en ella a un hombre.  De hecho, la idea misma de "concubina" parecería tener en otros países hispanohablantes (si no en este) una connotación claramente negativa, cuando consideramos que su entrada en algún diccionario me comenta que "concubina también aparece en estas entradas: barragana - coima - daifa - mancebo - mina".  Todas palabras que (al menos en mi cosmos) suenan muy mal.
Sí sí, ya les escucho objetar "ah pero tiene que ver con una antigua costumbre y un orden social en extinción; al lenguaje le lleva un tiempo ponerse al día...".  Y ante esto me pregunto: ¿por qué pueden los diccionarios incorporar nociones tecnológicas y científicas tan rápidamente, neologismos, anglicismos (¡¡por no mencionar aberraciones del lenguaje tales como "manises"!!), y no una práctica cotidiana firmemente instaurada desde hace ya décadas?
No es poca cosa (y perdón si me pongo un poco filosóficx acá), si consideramos la fundamental incidencia que tienen los discursos sobre la identidad personal y grupal.  Justamente por estos días andaba leyendo (a eso dedico mis horas) que "To have a social identity, to be a woman or a man, for example, is just to live and to act under a set of descriptions (...) drawn from the fund of interpretive possibilities available to agents in specific societies"(*).  Si la descripción no está disponible en la sociedad, la identidad difícilmente se realice (o bien: se realizará con dificultad).


Sin embargo, no quisiera terminar esta inverosímil entrada con un mensaje de pesimismo y desesperanza.  Que se sepa que a partir de la vigésimo tercera edición de la RAE, estos términos han sido enmendados, y figuran de la siguiente manera:
CONCUBINO, NA: (Del lat. concubina). 1. m. y f. Persona que vive en concubinato.
Quizás las cosas estén cambiando.  O quizás no.  Lo que sé es que, al menos en casa, vamos a poder seguir llamándonos "concu" sin temor de que la policía lexicográfica venga a por nosotros.

(*) Nancy Fraser, Justice Interruptus, p. 152.

miércoles, 21 de octubre de 2009

La Vida Misma: Teoría y Práctica



(acerca de la distancia entre la teoría que defendemos, y la práctica que ejercemos.  un breve catálogo.)

*Añorás vivir en un mundo cosmopolita, en el que diversas identidades se crucen y enriquezcan, dando cada una su aporte a una sociedad pluralista y multicultural.  Y sin embargo, cuando vas al supermercado y la cajera no te entiende nada, te fastidia sobremanera (y sí: en parte pensás que lo hace a propósito).


*Te apasiona estudiar, leer y profundizar tus conocimientos teóricos; quizás hasta elegiste el camino de la academia y vivís de eso. Y sin embargo, cuando paseás por el barrio y ves a la tercera edad local descansando en el zaguán, o jugando al ajedrez en el parque, o manguereando los malvones, los envidiás más que a Foucault mismo (?).


*Argumentás ante quien quiera escucharlo, que los estados nación fueron un violento proyecto de principios de siglo, exitosos sólo a costas de una turbia homogeneización y exclusión de lo diferente.  Y sin embargo, cuando un deportista o equipo de tu país triunfa en el extranjero, decís con orgullo y alivio: "ganamos".


*Sostenés que las sexualidades, los roles de género y los encasillamientos del deseo son construcciones sociales; defendés una idea de sexualidad como práctica performativa personal e inclasificable.  Y sin embargo, cuando te gusta una chica emprendés una maratónica campaña para averiguar si es torta o no.

(Después de todo, quizás - sólo quizás - con todo esto, tanta posmodernidad deconstructiva termine por confirmarse: no somos más que una contradicción andante)

martes, 13 de octubre de 2009

Reflexiones musicales



Tuve un fin de semana muy musical, y en su transcurso decantaron dos conclusiones que quisiera compartir aquí:

UNO: No estoy de acuerdo con el 90% de los fans y la "crítica especializada" (?) en que OK Computer es el mejor disco de Radiohead.  (No sé cuál sería, pero ese no). He dicho.

DOS: El problema de Abbey Road, es que cuando termina no se puede poner ningún otro cd.  Nada va a estar a la altura.  Pensé que lo único que quizás podría seguirle serían los sonidos de la naturaleza: pajaritos, olas, hojas de árboles, etc.  Pero definitivamente no los ruidos de la ciudad, ni ningún CD del que yo tenga conocimiento.  Tal vez haya que escucharlo solamente al final del día, cuando ya nos vamos a dormir; pero a la vez, creo que es un disco bastante matinal.


Y ya que estamos pentagramando la cosa, agrego que mientras escribo esto escucho el CompiSueco que compartieron las chicas de Alegría Sueca en su blog.  (Alegría Sueca es un programa de radio virtual que sale los jueves por la noche en Una Radio; lo conducen tres chicas que, además de ser muy simpáticas, pasan música bonita y cándida).  Pasen, bájenlo y escuchen, amenizará vuestra semana :)


sábado, 10 de octubre de 2009

Corazón de sandía


.

bodega de sandias


Cuando yo era peque, llegaba el verano y empezábamos a consumir sandía en cantidades industriales.  Cada vez que llegaba alguien de hacer las compras y traía una, la tirábamos en la pileta, y ahí se quedaba flotando hasta que la pescábamos con la red esa de sacar las hojas.  La poníamos en una bandeja grande, la cortábamos en gajos, y a comer.  Lo bueno de comer sandía en un jardín (o al menos en el mío), era que se podía chorrear todo y escupir las semillas en el pasto sin temor de ser mal visto.
Nunca me pregunté por qué poníamos la sandía en la pileta, simplemente era algo que se hacía.  Como cuando uno va a pasar por un lugar bajito, y agacha la cabeza: llega la sandía, y la tirás en la pileta.
Tampoco me pregunté nunca qué haría la gente que no tenía pileta.  Yo tenía, mi prima que vivía enfrente también, y supongo que a eso se limitaba mi horizonte de mundo.
Una vez, ya pasada la adolescencia, me invitaron a pasar unos días en una quinta cerca de La Plata.  Hacía mucho calor, y en algún momento de la estadía alguien agarró el auto y volvió con, entre otras cosas, una sandía.  Ayudé a bajar las compras del auto, y por supuesto apenas detecté la presencia sandial, dije "la llevo a la pileta", como quien dice "retiro los platos" (buena voluntad de quien quiere quedar bien con la familia anfitriona).  Nadie entendió demasiado bien, pero tampoco me contradijeron: fui hasta la pileta, y la tiré.  Más tarde llegó la hora del postre, y fui a pescarla.  Me preguntaron por qué la había llevado allá por empezar, y no supe qué contestar.  ¿Por qué puse la sandía en la pileta? ¡Qué se yo! ¿Por qué ponés el aceite abajo de la mesada? ¿Por qué guardás las valijas en el placard? ¿Por qué las velas arriba de la heladera?  Son cosas que simplemente se hacen así
Durante años lo había hecho sin preguntarme el motivo.  Supongo que estando en Buenos Aires, nunca había comprado sandía entera (difícil de liquidar, cuando ya no se tiene una familia gigante) (aunque sobre todo creo que me incomodaba eso de no tener el pasto que permita libertad de enchastre).
Ante ese cuestionamiento, reconstruí la historia e imaginé que habría sido un recurso de padres hartos, para entretener a su prole necesitada de estímulo.  Tirar la sandía, hacerla rodar, usarla de flotador, pescarla después, era todo una treta para mantenernos ocupados de manera sana y económica.  La explicación cerraba por todos lados, y la tomé como verdadera.


Hasta que tiempo después, estando en el departamento de no sé quién, alguien llegó con una sandía entera.  Yo no sabía qué hacer (nuevamente, se jugaba mi buena voluntad de huésped, pero era un departamento sin pileta ¿?).  Mi desazón era total.  Mi estado de desorientación se vio interrumpido poco después, cuando algún porteño expeditivo que compartía la velada  tomó la sandía y - luego de un monumental reacomodamiento de  contenidos, estantes y divisores - la puso en la heladera .

¡¡¡¡¡¡¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh boloooooooooooooo!!!!!!!!
Ese día entendí: poníamos la sandía en la pileta, para que mantuviera el frío.

{moralejas: 
1) la infancia es divertida hasta que empezás a entenderla. 
2) aprender a vivir en la ciudad lleva mucho tiempo}



miércoles, 7 de octubre de 2009

Eufemismos


De repente me puse a imaginar cómo serían las cosas si aplicáramos a todas las profesiones, el típico eufemismo que usamos para "la chica que trabaja en casa" (aka "la chica que me ayuda en casa", "la chica que viene a limpiar cada quince días", y así).  
La técnica consiste básicamente en a) individuar a la persona de acuerdo con su edad (aprox) y género: la chica, el chico, la señora, el señor; y b) describir brevemente las tareas en que consiste su ocupación.
Imaginé que quedaría algo más o menos así: 


Hoy a la mañana me quedé dormido, y a partir de ese momento todo empezó a salir mal.  Prendí la radio y el señor que anuncia las canciones y lee las noticias dijo que el subte estaba en paro: tuve que tomarme un taxi.  El señor que maneja el auto obviamente estaba escuchando Radio 10 y no dejó de insultar ni un segundo a los señores que no tienen trabajo y cortan las calles, los señores que manejan colectivos y las personas que trabajan en puestos jerárquicos de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.
Llegué al trabajo y la chica que me sigue la agenda, organiza la correspondencia y toma los llamados me informó con mucho pesar que ese era su último día de trabajo, dado que se iba a vivir a China mañana mismo.  Tuve que llamar a la señora que trabaja en mi oficina reclutando y administrando personal para que consiguiera urgentemente otra chica que me siga la agenda, organice la correspondencia y tome los llamados; me dijo que estaba complicado el tema porque la señora que lleva las cuentas de la empresa también estaba buscando una, y ella tenía prioridad.
Como si esto fuera poco, al mediodía llamé al bar para pedir mi sanguiche de almuerzo, y el chico que maneja una moto llevando los pedidos de comida me trajo por equivocación uno con pepino; cuando me di cuenta era demasiado tarde y tuve que salir corriendo al hospital, porque soy alérgico.  La señora que atiende pacientes, esboza diagnósticos y receta medicación me revisó, y se preocupó.  Primero consultó con la señora que aplica inyecciones, toma la presión y cuida a los pacientes mientras no hay una persona que atiende pacientes, esboza diagnósticos y receta medicación; ésta le dijo que no tenía idea y que consultase con otra señora que atiende pacientes, esboza diagnósticos y receta medicación, parece que esta era una que se dedica específicamente a casos de alergia.  Mientras tanto, mi esófago se comprimía como un tubo de pasta de dientes.  Luego de infinitas interconsultas, decidieron darme cinco inyecciones y mandarme a mi casa.
Bueno, fue un día de furia, pero al menos no me morí.  Odio a las personas que se dedican a preparar gente que falleció, encerrarlos en ataúdes y enterrarlos.  Ni muerto quiero verlos a esos.

lunes, 5 de octubre de 2009

Alta Voz

Nadie puede negar que el altavoz de los celulares es el peor invento ever: otro ejemplo de la inteligencia y la ciencia aplicadas al mal.  Todo empezó con los nextel y esas conversaciones enteras que tuvimos que escuchar a nuestro pesar.  Si en algún momento lográbamos apartar nuestra atención del diálogo ajeno (quizás mediante la aplicación de ejercicios de meditación o programación neurolingüística), ésta era nuevamente movilizada, ya sea debido al alto volumen del aparatejo (obligado por la baja calidad de transmisión) o al llamativo PPRRIIIPP que coronaba cada frase.
Pero eso no fue suficiente; tuvieron que ir por más. (Y con "tuvieron" me refiero, por supuesto, a gente de la calaña de The Axis of Evil, o quizás Kaos).  Ahora no sólo tengo que escuchar las conversaciones: también tengo que escuchar la música.
No nos confundamos: no estamos hablando de buena música o mala música.  Me da lo mismo si es reguetón, electrónica o bossa nova: no me interesa escuchar música ajena, en baja calidad, en un medio de transporte público.
Pero tampoco quiero hacer un post indignado (aunque hasta ahora me vino saliendo bastante bien).  Lo que quiero es que alguien me ayude a pensar si realmente tenemos algún tipo de sustento para reclamarle a las personas portadoras de altavoz, que lo apaguen.  Obviamente esto viene a que ayer me encontré en una situación de este tipo en el colectivo; era un viaje largo y estuve a punto de pedirles amablemente a los muchachos que lo apagaran.  Pero, hélas, no encontré ningún buen argumento (bueno "filosóficamente", quiero decir).  En realidad, con el mismo derecho alguien podría pedirme que deje de conversar con mi acompañante, o simplemente que deje de estar ahí.  Se trata del viejo truco del uso del espacio público (y no, no es como el cigarrillo: no es perjudicial para mi salud - aunque, entre nos, creo que ciertas músicas sí lo son).
¿Se puede reclamar con sustento a una persona que apague su altavoz? ¿Es posible hacerlo yendo algo más allá del "me molesta tu música"? ¿Tengo derecho a un viaje no musicalizado? 
¿O deberé comprar adaptadores miniplug al por mayor y repartirlos gratis, para que la gente pueda compartir su música, pero usando auriculares?

viernes, 2 de octubre de 2009

Acerca del Deseo (o: Acerca de estar lejos del Deseo)


When there is no Desire,
All things are at peace
Tao Te Ching, c. XXXVII

Suprimir el deseo parecería ser uno de los principios básicos de la filosofía budista, y de varias corrientes dentro de la filosofía oriental:  
Siendo libres del deseo, se contemplan las maravillas (los misterios)./ Siendo prisioneros del deseo, se contemplan sus manifestaciones.  Tal el inicio del Tao Te Ching.
Toda vida es sufrimiento.  La raíz del sufrimiento está en el deseo.  Para suprimir el sufrimiento, hay que suprimir el deseo.  Para suprimir el deseo, hay que seguir los ocho aspectos del sendero.  Tales las llamadas “cuatro grandes verdades” del budismo.  




Casi a diario me encuentro pensando en estas verdades y en la supresión del deseo.  Muchas veces también me encuentro argumentando ante quienes – en parte con razón, creo – sostienen que este tipo de filosofías no son ni posibles, ni deseables para personas “racionales”, “occidentales”, “modernas” como nosotrxs.  Y sin embargo... nuevamente voy a caer en el pozo, y lo que me levanta es el Tao.  Algo debe tener.
Las filosofías orientales de este tipo parecerían ser imposibles para occidente porque nuestro marco mental es radicalmente otro.  En esto quizás esté de acuerdo; es cierto que hay milenios de cultura que nos pesan y nos atraviesan de maneras que ni siquiera podemos calcular.  Sin embargo, no creo que esto nos anule por completo el acceso a “Oriente”.  Simplemente, se toma lo que sirve, cuando sirve, y de la manera en que cada quien puede.  Al fin y al cabo, incluso cuando nos apropiamos de filosofías o religiones “occidentales”, lo hacemos desde la propia perspectiva, y por más que sea más cercana, no deja de ser siempre otra
Hay quienes dicen que – posible o no – no es esta una filosofía que debamos anhelar como guía para nuestra vida.  El deseo, alegan, es algo así como “el motor de la vida” (por no decir, ¡ay! El motor del progreso): sin deseo, sin aspiraciones de crecimiento o de cambio, no tardaríamos en caer en la inmovilidad y la más pasiva languidez.  Con esto no estoy de acuerdo.  Lo que plantea el budismo (al igual que el tao) es una vía media.  No se suprime el deseo al punto de “no querer nada”, no fantasear, no imaginar cómo nos gustaría que sea nuestro futuro (y nuestro presente).  Lo que se intenta, es que el estado de felicidad no esté atado al éxito o no de esa aspiración.  O más bien – y esto queda aún más en evidencia en las enseñanzas del Tao – que lleguemos a entender que cualquier derivación de los hechos, será un éxito de alguna manera – si bien quizás no evidente y directamente relacionada con nuestro deseo explícito. 
El punto es, como siempre, dónde ponemos la libido, y cuánto nos atamos a ella.  Si la libido pesa demasiado, y cae al agua, se hunde y se hace cada vez más dificultoso emerger.  Hay que alivianar la carga, y asumir que no siempre caerá en tierra firme.
Ese es, a mi entender, el punto fundamental: no dejar de querer cosas, pero sí dejar de frustrarse cuando las cosas no suceden tal como las habíamos imaginado.  Habrá quienes piensen que todo sucede por un motivo; a aquellxs más más agnósticxs nos resultará más accesible pensar que, simplemente, hay que aprender de todo.  Quizás se trate de aceptar que el tiempo no puede volverse atrás, por más que unx se lamente y llore y patalee, y que por lo tanto la mejor inversión de energía está no en la autocomplacencia sobre un deseo frustrado, sino en un intento de comprender el presente, y pensar el futuro como un horizonte infinito de posibilidades que – también ellas, cada una a su manera – van a ser un buen día.


martes, 29 de septiembre de 2009

jueves, 24 de septiembre de 2009

Circularidades I

ladder of fortune


Claramente funciona como un círculo: Descreés de los concursos y los juegos de azar /
Nunca participás /
Nunca ganás /
Descreés de los concursos y los juegos de azar /
etcétera.


martes, 22 de septiembre de 2009

Update

A modo de resarcimiento, esa misma noche soñé con judith butler, quien jugaba a la play sentada en el piso de su despacho. Me invitaba a que me sintiera como en mi casa, me aseguraba que yo podía carry on (me hablaba en inglés, por supuesto) con mi trabajo, pero que la disculpara porque ella estaba demasiado enganchada en el juego como para interrumpirlo.
Mi inconsciente se ha redimido.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Vida/sueño


Yo pensaba que mis sueños eran iguales a los del resto de las personas. Pero vengo a enterarme de que es una más de esas cosas sobre las que no deberíamos intercambiar pareceres. Como cuando pensamos que nuestro mundo es norm
al hasta que salimos al exterior y nos damos cuenta de que... no. (yo el pan en los restoranes lo como con manteca y sal. no mojo el cepillo de dientes antes de usarlo. ordeno los cds alfabéticamente. etcétera.)
Al final, resulta que todo el mundo tiene sueños más interesantes que los míos. Nunca soñé que volaba. Nunca soñé con famosxs. Ni en blanco y negro. Ni con ciencia ficción. Ni con animales que hablaran. Ni con el pasado, ni el futuro. Jamás tuve una premonición a través de un sueño. Huelga agregar que nunca tuve ninguna capacidad castanedesca de dominar los eventos que se sucedían en ellos. Nunca incorporé una reflexión meta-onírica dentro de mi sueño.


pestañas en sueños


Mis sueños refieren a gente que conozco, o que conocí y ya no está. Mis sueños me hablan directamente y siempre aluden a algo que me sucedió en el día que termina. Así de limitados son: ni siquiera tienen un alcance de más de 24 horas. Siempre suceden en lugares conocidos (aún si desplazados o combinados). En un caso extremo, pueden agrupar personas que no se conocen entre sí *en el mundo real*, o presentar cambios abruptos de escenografías y rumbos que en el sueño parecen completamente normales. Muchísimas veces sueño que insulto gente; a veces que la mato. Tengo muchos sueños que -creo yo- me explican mejor algo que me pasó en vigilia y no entendí. A veces, como saben, tomo decisiones basándome en las intuiciones de mis sueños.
Nunca me había acomplejado la pedestralidad (!) de mi mundo onírico, hasta que empecé a indagar en qué viven otras personas cuando duermen. Y ahí me di cuenta de que soy harto aburrida.

PEDESTRE: de repente mi sueño tiene banda de sonido, the rolling stones. Al rato me despierto y resulta que era la radio que pasaba esa canción. pfff ni para musicalizar sueños sirvo.


(inspirado en el onirógrafo, escriba de sueños)

martes, 1 de septiembre de 2009

Get over it.

some people are gay
Este es un afiche de la última campaña lanzada por Stonewall, una ONG británica dedicada a temas glbt. Sitio interesante y para aprender... Por empezar, yo haría una movida similar en nuestras calles. Quizás el lema debería ser:
¡Dígale NO al trogloditismo!



domingo, 23 de agosto de 2009

Pornología


Hace un tiempo se armó un interesante debate en un par de blogs amigos, respecto de la pornografía y su relación con el arte, el machismo, el feminismo y demás. Todo comenzó con esta entrada de L acerca de Sasha Grey, que despertó la polémica, incluyendo una brillante respuesta de PH (acá), quien en cambio toma como bastión a Belladonna, diosa del porno trash.

El planteo comienza con la pregunta de si el porno es arte o no. No concuerdo con las definiciones de arte que ofrece L, ni me parece que esta sea la línea de análisis más interesante; de hecho, como casi siempre que se aborda el tema de la pornografía, en este caso el debate se encaminó rápidamente a si es o no un fenómeno machista, opresor, degradante, etc. Este es el punto que más me interesa pensar, aunque sin ninguna opinión formada acerca del tema; será entonces pensar en voz alta posturas débilmente fundamentadas (¿y tal vez contradictorias?).

¿Es machista la persona que consume porno? ¿Es machista el porno? ¿La estrella porno, es una víctima que fue arrastrada o (auto)engañada hasta terminar ahí, o es en cambio una persona que elige una profesión como cualquier otra, quizás (como en el caso de Sasha) defendiéndola como empoderadora? ¿Existe otra manera de hacer porno? ¿Podría existir un porno no machista? ¿Excitaría a alguien?

Vamos por partes.

¿Es machista la persona que consume pornografía?

Julieta sostiene en un comentario que es hipócrita alegar que se defienden valores de equidad de género, mientras se disfruta de la pornografía. En este punto no concuerdo con ella. Creo que el deseo sexual o aquello que despierta atracción sexual no pueden traducirse directamente en una cosmovisión o una jerarquía de valores en la vida “fuera de la alcoba”. Y esto lo digo no por defender una rancia división público/privado, que a esta altura me parece insostenible, sino porque no encuentro aquí una relación necesaria: lo que despierta deseo sexual puede ser diametralmente opuesto a lo que se defiende en otros ámbitos – y de hecho creo que lo es, en la mayoría de los casos, y quizás en eso resida precisamente su atractivo.

Considero que lo importante en este caso es que en los cimientos de ese deseo haya un juego, y no una valoración moral, ética, filosófica o como se la quiera llamar. Las personas que practican SM, por ejemplo, lo piensan como un juego de rol, y cuando termina el juego vuelven a tratar a la otra persona como par, y no como superior/inferior. Quienes, en cambio, tratan a su pareja sexual de manera denigrante porque realmente consideran que es alguien inferior o despreciable, cuando termina el encuentro la siguen tratando de la misma manera. Eso no es SM, es simplemente alguien que no respeta a su pareja.

Lo que sí es cierto, es que el límite de qué puede ser abordado como juego y qué no, sin dudas depende de los valores de cada persona. Generalmente, aquello que es considerado aberrante no puede ser concebido como un juego, ni siquiera sugerido (en el caso de Sasha Grey, habla de sexo con niñxs y/o animales). Ese umbral varía enormemente de persona a persona; quienes consideran aberrante una práctica no van a poder ejercerla ni ser estimuladxs por ella (siendo incapaces de enfrentarse a esa práctica sin recordar lo aberrante que es).

Probablemente suceda lo mismo con la pornografía: no me parece contradictorio que alguien consuma pornografía como estímulo sexual, y a la vez defienda valores de igualdad entre varones y mujeres. Sí sería preocupante si alguien consumiera pornografía porque lo estimula la degradación de la mujer (o el hombre, para el caso) en el sentido de “mirá, finalmente la tratan a la mujer como se merece”. Pero se me ocurre que esto debe ser un mínimo porcentaje de la población. El resto de las personas, lo vive como un juego, una ficción que quizás tenga como atractivo principal justamente su diferencia respecto de la realidad (como bien ejemplifica SB en uno de sus comentarios, no porque disfrute de ver una película en la que un hombre emprende una orgía con todas las pasajeras de un colectivo, voy a hacer eso en la vida real; probablemente ni siquiera me parecería tan estimulante en la vida real como me parece cuando lo veo en la película).

Entonces, acusar de machista al individuo que se excita viendo una escena de “gang bang” me parece inconducente; acusarlo de que “en realidad y muy en su interior quisiera vivir una escena similar” me parece completamente ridículo (puede ser cierto, pero una cosa no lleva a la otra); pensar que esta y otras prácticas sexuales son necesariamente denigratorias me parece universalizar una opinión particular de unx a quien quizás no le estimulan estas cosas (porque se encuentran más allá del propio umbral de tolerancia al juego).

En fin, considero que hay que separar el caso individual de la mujer que trabaja en la industria de la pornografía, o el hombre que consume (y el hombre que trabaja, y la mujer que consume, y todas las otras combinaciones posibles), de una esfera más macro, en la que se juegan dinámicas sociales/culturales y roles de género. Lo cual nos lleva a la siguiente pregunta.

¿Es machista la pornografía?

Lo más interesante (y relevante) es pensar cuál es el orden cultural que hace que exista algo como la pornografía, y cuál el orden que hace que la pornografía sea machista. Es indudable que la pornografía heterosexual consumida por varones, trabaja en muchos casos (si no en todos) con la idea de que la mujer es un objeto o una superficie endeble sobre la cual se imponen los varones haciendo de ella lo que se les canta. En muchos casos también, las prácticas que se recrean son prácticas que, usualmente, en “la vida real” son consideradas denigrantes para las mujeres (face fuck, gang bang, atm, etc.). Podríamos pensar que es por estas dos características, que la industria del porno es considerada “machista” (*).

Siguiendo mi análisis anterior, creo que si esto se viviera como un juego (un juego de rol), no constituiría una denigración para las mujeres (esto es: ni para las actrices porno, ni para las mujeres como grupo humano en general). Jugamos a que la mujer es inferior, y cuando termina el juego cada uno vuelve a su rol equitativo. (El hecho de que sea la mujer la que adopta el rol “inferior” en la enorme mayoría de los casos, se debe simplemente a que a la gran mayoría de las personas las estimula más verse como opresoras que como oprimidas. Y a que el porno “tradicional” es más consumido por hombres heterosexuales que por mujeres).

Ahora bien, hay un detalle importante que no se puede pasar por alto. En nuestra sociedad, las mujeres de hecho son tratadas de manera opresiva y denigrante. Las mujeres han sido construidas en un lugar de sumisión, inferioridad, fisicalidad y emocionalidad (a diferencia de los varones fuertes, dominantes, racionales y centrados). Y si no existiera el porno, esto no sería menos cierto. Esto hace que, en el mundo en que vivimos, los roles que propone el porno difícilmente puedan ser tomados como un juego posible entre otros, y pecaría de ingenuo pensar que lo son. La pornografía propone un juego que exacerba y expone una dinámica opresiva que de hecho está presente en todos los ámbitos de nuestra sociedad. El porno no es machista (intrínsecamente); nuestra sociedad lo es (contingentemente).

Entonces pienso: sería posible un porno no machista: este mismo porno que tenemos ahora, pero consumido en el marco de una cultura igualitaria (**).

(*) Argumentar (como hace L) contra el machismo del mundo de la pornografía, diciendo que es la industria en la que la mujer gana más en proporción con el hombre, es ridículo. Claramente el machismo que da origen y mueve a la industria pornográfica pasa por otro lado. Quizás pueda argumentarse que el porno no es machista, pero en todo caso va a tener que ser desde una estrategia diferente. De hecho, es interesante que la entrevista a Sasha Grey que se menciona en el debate sea justamente con Tyra Banks, fiel representante del mundo de la moda. No creo que lo que sea que tenga de *malo* la pornografía, sea muy diferente de lo que tiene el mundo de la moda. Mi argumentación respecto del trasfondo machista del porno, podría ser aplicado íntegro al mundo de la moda.

(**) Como bien acota SB en un comentario, el hecho de que a estas mujeres en particular (Sasha Grey y Belladonna) se las conozca desde una biografía, ya les da otro status dentro del debate Porno/Explotación de la mujer. No son sólo cuerpos desnudos, son personas que tienen un estilo, una trayectoria y una serie de motivaciones para estar donde están (autoengañadoras o no, creadas como recurso marketinero o no). Esto se ve claramente en el hecho de que lxs consumidorxs de porno “les sigan la carrera” a estas mujeres, de la misma manera que hay quienes "les siguen la carrera" a actrices o actores de cine no-porno.

jueves, 20 de agosto de 2009

Quizás

A veces desearía haber estudiado algo más tradicional, solamente para hacer más sencilla la tarea de explicarle a la gente a qué me dedico.
Otras veces pienso en responder cosas diferentes cada vez, pero al final nunca me animo.

jueves, 21 de mayo de 2009

¿Y Ahora?

...

Mmm- ya tiene su Licenciatura.
El objetivo de Seamisuperyo ha sido cumplido, y con creces.
A medida que el cerebro de mmm- despierta de su sueño vacacional, surge la pregunta de rigor: ¿Cuál será el destino futuro de esta página, de pasado tan fugaz como efectivo?
Se aceptan sugerencias...

sábado, 14 de marzo de 2009

Defendiendo lo indefendible...

Fin de semana.
Preparo mi defensa. Mi capacidad de concentración ha retornado a sus (magros) niveles habituales, y es cercana a 0,5.
Este lunes 23 defiendo y me recibo...

miércoles, 18 de febrero de 2009

Allá fue...

Y allá fue ella, la T, y ahora debe estar sentada (triplicadamente) en alguna oficina de la Universidad de Buenos Aires, juntando polvo mientras espera que alguien le dé bola...

Cuestión que intercambié:

2 años de trabajo
Decenas de libros leídos
120 páginas impresas y anilladas

por:

1 ticket (sic) de 5x10 cm donde consta: "Entrega Ejemp. Tesis de Filosofía".
Creo que mínimo podrían haberme regalado una cajita de mentitas, luego de semejante esfuerzo...

Pero ya soy libre. Al menos hasta la defensa. Lo cual implica por supuesto que... Ustedes también, mis queridxs superyoes. No me cabe duda de que habría sido bastante más dificultoso, sin vuestra compañía. Así que ahí va mi agradecimiento :-)

Saludos

m. (otrora Yo Tesista)

jueves, 12 de febrero de 2009

Uno menos

Miércoles. Jueves.

Un archivo más ha sido sellado con la inscripción: VERSIÓN FINAL.

El Capítulo I, otrora conjunto deforme de intuiciones más o menos acertadas y citas temerosas, es ahora una unidad hecha y derecha (y con dos páginas más).

Así que resta solamente por terminar el Capítulo III, que me exigirá un último esfuerzo intelectual acorde con lo que de mí esperan las Altas Esferas (lo cual, como todxs sabemos, supera ampliamente mis capacidades reales).

Mientras tanto...

Páginas entre reescritas y corregidas: 42.
Comidas propiamente dichas: anoche cené como se hacía en la casa de la vieja: plato, tenedor, cuchillo, jarra, vaso... (de hecho, me costó tanto administrar todos estos elementos, que me prometí practicarlo más seguido, para no perder los modales). Hoy, siendo aún las 8.30, espero poder repetir la operación.
Otras comidas: higos (herenses) a montones. Bizcochos de grasa.
Recreos: anoche mientras cenaba me senté plácidamente a escuchar TNT, de Tortoise. Un viaje.
Banda de sonido: Más AccuRadio (¿soy yo, o la voz de la cantante de Yeah Yeah Yeahs es demasiado parecida a la de Chrissie Hynde de los Pretenders?), también Deezer y un poco de silencio.
Sorpresas: la cordial y eficiente atención del Departamento de Filosofía de mi facultad, que parecería estar velando por mi éxito académico (!).

Mañana empezaré mi mañana leyendo, y seguiré la jornada con algunas intervenciones sobre el Capítulo III.

Hasta entonces, lxs saluda con gratitud, como siempre,

Yo Tesista.

martes, 10 de febrero de 2009

Tres menos

Lunes. Martes.

Tres archivos han sido sellados con las Mayúsculas Palabras: VERSIÓN FINAL.

Entre ayer y hoy, terminé de revisar hasta los más mínimos detalles la Introducción, el Capítulo II, y la Conclusión.
El insólito orden de esta estrategia se debe, por supuesto, a mi firme decisión de dejar lo más difícil para el final: los Capítulos I y III. Para ellos me quedan alrededor de 5 días, cifra que - al menos desde acá - parece más que suficiente.

Mientras tanto, y en otro orden de cosas:

Banda de Sonido: Mogwai, y nuevamente AccuRadio, esta vez con el canal BritRock (un golazo atrás del otro)
Comidas propiamente dichas: pancito relleno mmmm
Comida chatarra: infinita
Distracciones: Hoy vi el nuevo video de Mogwai, y me dio miedo. Anoche vi la peli What time is it there?, y no me gustó (¿será que hasta que termine esto, puedo sólo ver pelis que no me gustan?)

Ahora, a descansar hasta mañana...

Gracias, como siempre, por las palabras de aliento :)

Yo Tesista.

lunes, 9 de febrero de 2009

Ah y...

Al día de hoy, la T tiene nada más y nada menos que...

ciento veinticinco páginas.

¡nada mal, eh!

Pequeñas tareas

Sábado. Domingo. Lunes.

Estos días me dediqué a emprolijar las notas bibliográficas (dándoles el formato estándar, gracias al asesoramiento de Jota) y a traducir todas las citas que estaban en inglés. También completé la sección "Bibliografía" y me di cuenta de la enorme cantidad de cosas que leí - y también noté que a muchas no les di ni bola al escribir... :(
Al releer el capítulo I me encontré con una cosa amorfa e improvisada. Ahí recordé que para vencer al temor de la hoja en blanco, había optado por empezar a escribir así nomás, lo primero que saliera, y no releerlo para no frustrarme. Y así había quedado... Cuestión que hay bastante trabajo de estilo por hacer ahí.
Lo que pensé que sería un recreo para mis neuronas terminó siendo su certificado de defunción. Realmente temo quedarme incapacitada intelectualmente, luego de todo este tiempo de uso excesivo de un cerebro desacostumbrado. (así como después de rendir gnoseología, de tanto leer, tuve que ir al oculista y hacerme anteojos...)

En fin, lo único que resta por hacer ahora es:
*Corrección general de estilo, ver que no se repitan palabras y esas cosas.
*Ampliar y mejorar algunas pocas partes de ese amorfo Capítulo I.
*Encontrar epígrafe (o no).
*Definir título.

Y por supuesto...
*Hacer cambios en capítulo III según las directivas de las Altas Esferas (lo más compliqué. es por esto que temo que mis neuronas me hayan abandonado).

Huelga aclarar que, fiel a mi naturaleza, voy a dejar lo más difícil para el final. Quizás si no las uso por un par de días, las neuronas se regeneran (?).

Falta solamente una semana. No lo puedo creer.

Hasta el próximo reporte entonces; saludos

Yo Tesista

ps. anónimxxx: sé quién sos. sé dónde vivís. cuidado.

sábado, 7 de febrero de 2009

Llegando estaban las correcciones...


Y el diagnóstico es:

Introducción: muy bien. correcciones superficiales.
Capítulo II: ídem.
Capítulo III: revisar en profundidad. correcciones de fondo, temas para replantear (tan bueno no podía ser todo).
Conclusión: muy bien.

La comunicación incluyó también sugerencias para epígrafe y título (dos cosas que aún no tengo), y palabras de aliento para encarar estos últimos esfuerzos.

Yo Tesista es feliz :)

viernes, 6 de febrero de 2009

Se acabó lo que faltaba (?)

Hoy finalmente, luego de un calvario de 4 días, envié la Conclusión ya terminada para su corrección. Al igual que con alguna otra sección, en este caso fue más un envío de "ya no lo soporto más, sacámelo de las manos o lo destruyo" que uno de "mirá qué lindo que me quedó este". Pero, si en el pasado esto funcionó, y sucesivas revisiones hicieron que un texto mediocre derivara en algo aceptable, puedo tener fe de que en este caso sucederá lo mismo.

Hoy:

Páginas enviadas: 12.
Satisfacción con lo escrito: de escasa a mediana.
Cantidad de veces en la que pensé o emití la palabra "aburrida" en el día: aprox. 23.
Comidas propiamente dichas: 1 (primera en dos días. ya me moría de hambre).
Banda de sonido: AccuClassical nuevamente en momentos de concentración; oscilación entre Palo Pandolfo, Massacre y alguna que otra cosa, en momentos de necesario despeje.

Hoy salgo a relajar la mente y los ojos (hartos de tanto mirar este pobre monitor) y mañana empiezo con las correcciones.

Mientras tanto: Buen fin de semana, mis queridxs superyoes.

Yo Tesista.

Influencias

Estuve leyendo "Catedral", de Raymond Carver, y empecé a notar que mi manera de redactar la T iba pareciéndose cada vez más a sus narraciones...
(como sea, qué buen libro, che)

miércoles, 4 de febrero de 2009

Sale con (papas) fritas...

Hoy partieron al espacio virtual mis más recientes creaciones, incluyendo por el mismo precio, el ya célebre excursus acerca de la Verdad, la relación entre historia y política, y demás yerbas filosóficas. Resultó que parte de aquella verborrágica improvisación de la introducción era en gran parte invento, como pude verificar cuando volví a casa, busqué la cita bibliográfica y... era todo diferente. Así que tuve que corregir eso. (Igual, for the record aclaro que me versión de los hechos era mucho más divertida).
De las Altas Esferas seguramente volverán llenos de globitos azules con comentarios de toda naturaleza: V1, V2, V3 y así hasta V943824999.

La Conclusión me está costando un poquito, pero ante cada bache me puse a corregir otras cosas así que nada de eso es tiempo perdido (y mientras tanto, todos los días me voy a dormir pensando "mañana termino la conclusión". seh.)

¿Vemos las placas?

Archivos enviados a través del hiperespacio: 3 (1 nuevo, 1 corregido casi a nuevo, 1 corregido un poco).
Comidas propiamente dichas: 1
Salidas al mundo exterior: 2 (!)
Banda de sonido: AccuClassical (www.accuradio.com)

Volveré, y no sé si seré millones, pero seguramente seré unas 10 páginas más.

Hasta entonces,

Yo Tesista.

lunes, 2 de febrero de 2009

Empieza febrero y...

Va faltando cada vez menos. Una obviedad, pero no por eso menos cierta.
Ayer se terminó mi período de internación en la Granja, e hice el retorno al hogar. Es difícil; la vida allá era mucho más agradable, y concentrarme en el estudio era más fácil. Pero bueno, mi tarea sigue vigente.
Terminé de escribir la conclusión y el excursus sobre Verdad y Grandes Relatos... Y típico, viste: que se lamenta de tener que escribir dos páginas, que dice que no se le ocurre nada, que es imposible... y de repente ¡zas! tiene 4 páginas (y eso sólo porque mandó miles de cosas a las notas al pie, que si no...). Pf, al final son todos iguales.

Secciones concluídas desde mi último reporte: Introducción (10 p), Excursus (¡4 p!)
Ayuda invalorable y eterno agradecimiento: JM, gracias :-)
Comidas propiamente dichas: 1
Siestas: 1 (vergüenza debería darte)
Vida social: considerablemente bien.

Queda nada más que la conclusión. It's alive! Está increíblemente cerca.

viernes, 30 de enero de 2009

Verborragia S.A.

Tenía que escribir 2 páginas acerca de esos temas escabrosos de los que ya conversamos (y que tanto parecen haber inquietado a "...").  Logré evadir la responsabilidad por un rato.  Entre tés y facturas, lo debatí con mi co-tesista, y al tiempo que emergieron algunas ideas, también se hundieron muchas (muchas más) otras, bajo la aguda mirada de su prodigioso cerebro.  De todos modos, su consejo y el de "novix" ha sido el de comenzar a escribir, y que sea lo que dios quiera. 

Con todo, a la hora de sentarme a tipear, decidí encarar la introducción.  "Puedo empezar haciendo el resumen del trabajo. Tan difícil no puede ser", me dije.  Y así escribí una paginita y media.  Lo terminé diciendo que después de todo, no quiero que parezca que lo desmerezco a mi autor, ya que - como bien saben uds, y más quienes han tenido la experiencia de ver su foto sobre mi mesa de trabajo - lo quiero mucho.  Así, terminé escribiendo algunas páginas más sobre cómo lo quiero, por qué es tan genial, y todas esas cosas que parecería ser que una dice más de un amigo a quien sus otras amistades no aceptan, que de un filósofo.

Terminé con eso.  Mientras me lavaba los dientes, medité acerca de mi afiliación filosófica: "¿será que en realidad no me inspira, porque lo que hago no me gusta? nooo, pero si me gusta... me gusta analizar esto, me gusta pensar en aquéllo...".  Se me ocurrió que podría escribir eso, a ver qué salía: "Cosas que me gustan de hacer filohistoria", improvisé en mi bloc.  Pasé al teclado nuevamente.  Empezó a emerger.  Emergió, emergió, emergió.  Me di cuenta de que esto serviría para mis dos paginitas famosas, y lo rotulé: "Para el excursus".  Muchas cosas repetidas, otras demasiado improvisadas, otras probablemente incoherentes.  Pero seguían emergiendo las palabras.  

Hoy escribí doce páginas.  Es lo máximo que escribí desde que empecé a redactar mi tesis.

Páginas escritas: ¡¡12!!

Comidas propiamente dichas: 0

Banda de sonido: la lluvia.

Vicios: facturas en a.m., fernechu en p.m.

Mañana seguiré escribiendo, y cuando se corte la inspiración, empezaré a darle forma a ese choclo de palabras.

Mientras tanto, duermo feliz.

Hasta entonces, y gracias nuevamente

Yo Tesista.

 

miércoles, 28 de enero de 2009

Cerrando paquetes...

El fin se acerca... "¡¿El fin del mundo?!" preguntarán, llenos de temor, mis queridxs superyoes.  Pero no, no se asusten, amigxs: el único fin que se acerca (al menos del que yo tenga noticia) es el de este largo y arduo proceso de escritura en el que ustedes me han acompañado tan fielmente.  

Hoy les di un primer cierre a los dos capítulos sobre los que estuve trabajando desde que abrí este pseudodiario de angustias académicas.  Y como diría este tipo del noticiero de Canal 13 que tanto nos divierte: "Veamos los números".  Al momento, tenemos:

Índice - completo y detallado

Capítulo I - 36 páginas

Capítulo II - 34 páginas

Capítulo III - 22 páginas

Introducción y Conclusión: un incomprensible rejunte de cutipastes y reflexiones azarosas, a los que deberé dar algún tipo de forma en el transcurso de los próximos días.  

Claro que resta mucho trabajo por hacer.  A todas estas páginas, luego deberé incorporar las sucesivas correcciones y comentarios que me han sido enviados desde las Altas Esferas; algunas referidas a detalles, y otras a temas tan espinosos como mi concepto de Verdad (!) y mi pertenencia a una cierta vertiente de la Comunidad Filosófica (!!).  (Sí, sí, no piensen ni por un segundo que es fácil ser yo... Bueno, en general sí, pero ahora ahora, no)

Y luego... corregir estilo, traducir citas, buscar referencias bibliográficas inconseguibles, invisibilizar pilas de gruesos errores conceptuales atenuando el tono de frases y párrafos enteros ("habría cruzado el pollo la carretera"...).

Mientras tanto, mi vida extra académica ha vuelto a ser inexistente, aunque gracias a mi pseudo-inmersión en esta Granja Filosófica Parquepatriciense, al menos es inexistente en una locación novedosa.  Ah y con mi compañero Tesista nos alternamos en la preparación de las comidas, así que nos nutrimos un poco mejor.

Y cada tanto hace escala por aquí algún pancito relleno, y me hace feliz :-)

Mañana reportaré acerca de la evolución de mi nueva tarea: I+C.

Hasta entonces, y agradeciendo una vez más las visitas a esta página (las silenciosas y las comentadoras), lxs saluda atentamente,

Yo Tesista.

Aaahhh y lo olvidaba... (son los detalles los que hacen al glamour) ¿alguna sugerencia para el título de tan brillante trabajo?

lunes, 26 de enero de 2009

enero.veinticinco.buenas noticias

Han pasado muchos días y quizás alguien llegó a pensar que Yo Tesista había decidido fugarse a las Bahamas y renunciar a su proyecto de vida de abundancia y aventuras académicas. Pues no, Yo Tesista estuvo leyendo, escribiendo, reuniéndose con La Directora... y, sí (no puedo mentirles), tomándose uno o dos días de descanso también.
Los comentarios de La Directora fueron sumamente positivos e incentivadores (?). Es cierto que hay bastante trabajo por hacer, pero cuando se cree estar haciéndolo bien, siempre parece menos.
Ayer retomé la escritura, termino una sección entre hoy y mañana, y luego me entrego a la incierta tarea de escribir la Introducción y la Conclusión - y que sea lo que dios quiera.
Sigo trabajando entonces, despidiéndome hasta el próximo reporte.
m.

domingo, 18 de enero de 2009

Delivery

Buenas noches

Acaban de salir de mi compu (como de un vientre dando a luz, sólo que un poco menos resbaloso) 37 hermosas páginas - escritas, por supuesto, gracias al invaluable soporte de mis queridxs superyoes.  Ellas corresponden a 2/3 del segundo capítulo, y 2/3 del tercero.  Además, puede acompañar su pedido, sin costo alguno para usted, de un índice del trabajo final con desglosamiento de subsecciones de cada capítulo (¡¡llame ya!! ¡¡no lo dude!!).

Son todas buenas noticias en el Mundo de Sea Mi Superyo:

Páginas escritas hoy: 3

Páginas enviadas: 37

Comidas propiamente dichas: 1 (pancito rellenooo mmmmhhh)

Distracciones desviatorias del propósito: 0

A las 9.30 pm, salí a la calle para visitar mi kiosco amigo, y me di cuenta de que era la única persona vestida de verano en toda la Avenida... Y ahí pensé que quizás me había tomado demasiado en serio este temita de la internación domiciliaria.

Mañana retomo las lecturas por unos días, intentando decidir qué será del 1/3 que me resta por hacer (¿Será Rorty? ¿Será Connolly? Quédese en línea, lo sabremos en el próximo capítulo).

Hasta entonces, me despido cual Spock: live long and prosper

m.