lunes, 26 de enero de 2009

enero.veinticinco.buenas noticias

Han pasado muchos días y quizás alguien llegó a pensar que Yo Tesista había decidido fugarse a las Bahamas y renunciar a su proyecto de vida de abundancia y aventuras académicas. Pues no, Yo Tesista estuvo leyendo, escribiendo, reuniéndose con La Directora... y, sí (no puedo mentirles), tomándose uno o dos días de descanso también.
Los comentarios de La Directora fueron sumamente positivos e incentivadores (?). Es cierto que hay bastante trabajo por hacer, pero cuando se cree estar haciéndolo bien, siempre parece menos.
Ayer retomé la escritura, termino una sección entre hoy y mañana, y luego me entrego a la incierta tarea de escribir la Introducción y la Conclusión - y que sea lo que dios quiera.
Sigo trabajando entonces, despidiéndome hasta el próximo reporte.
m.

3 comentarios:

  1. ya va escribir su conculsion y su introducción? ya? Pensar que yo las escribí al final de todo, principalmente porque nunca terminaba de enterarme de qué carajo iba mi tesis (nunca lo supe pero tenía un montón de páginas y eso fue en lo único que se fijaron mis maigos)

    ResponderEliminar
  2. Es que *ya ha* llegado el fin, Playmobil...
    Increíble, pero real. Fueron tres capítulos, y ahora deberá ser una introducción y una conclusión. Y listo.
    Y yo tampoco sabía de qué iba antes de escribirla, pensé que con el tiempo eso se resolvería (ingenuidad de novata)... Llegó un punto en el que me pegué un post-it en mi compu que decía "Una estructura autocontenida", y ese pasó a ser mi única exigencia respecto de mi tesis. Huelga aclarar que hoy, a 15 días de mi entrega final, tampoco tengo idea de de qué va. Pero algo hay que escribir, ¿no? (¿no?)

    ResponderEliminar

Mis superyoes dicen