lunes, 9 de febrero de 2009

Pequeñas tareas

Sábado. Domingo. Lunes.

Estos días me dediqué a emprolijar las notas bibliográficas (dándoles el formato estándar, gracias al asesoramiento de Jota) y a traducir todas las citas que estaban en inglés. También completé la sección "Bibliografía" y me di cuenta de la enorme cantidad de cosas que leí - y también noté que a muchas no les di ni bola al escribir... :(
Al releer el capítulo I me encontré con una cosa amorfa e improvisada. Ahí recordé que para vencer al temor de la hoja en blanco, había optado por empezar a escribir así nomás, lo primero que saliera, y no releerlo para no frustrarme. Y así había quedado... Cuestión que hay bastante trabajo de estilo por hacer ahí.
Lo que pensé que sería un recreo para mis neuronas terminó siendo su certificado de defunción. Realmente temo quedarme incapacitada intelectualmente, luego de todo este tiempo de uso excesivo de un cerebro desacostumbrado. (así como después de rendir gnoseología, de tanto leer, tuve que ir al oculista y hacerme anteojos...)

En fin, lo único que resta por hacer ahora es:
*Corrección general de estilo, ver que no se repitan palabras y esas cosas.
*Ampliar y mejorar algunas pocas partes de ese amorfo Capítulo I.
*Encontrar epígrafe (o no).
*Definir título.

Y por supuesto...
*Hacer cambios en capítulo III según las directivas de las Altas Esferas (lo más compliqué. es por esto que temo que mis neuronas me hayan abandonado).

Huelga aclarar que, fiel a mi naturaleza, voy a dejar lo más difícil para el final. Quizás si no las uso por un par de días, las neuronas se regeneran (?).

Falta solamente una semana. No lo puedo creer.

Hasta el próximo reporte entonces; saludos

Yo Tesista

ps. anónimxxx: sé quién sos. sé dónde vivís. cuidado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mis superyoes dicen