lunes, 2 de noviembre de 2009

Acerca de las vidas vivibles.

marcha del orgullo glbt

Empieza noviembre y, entre calores menopáusicos y lluvias liberadoras, se acerca una nueva edición de la Marcha del Orgullo GLBT. Una vez más, surge la pregunta entre muchas personas de ir o no, marchar vs. no marchar, evento político vs. traición comercial, bandera o no bandera, columna o no columna, y mil cosas más.
Es cierto que la marcha es cada vez más "comercial": tiene auspiciantes, mueve plata, tiene escenarios, tiene feria.  Es cierto también que, como todos los años, lo que va a quedar en el imaginario ciudadano es el titular de crónica y la foto grotesca de dos travestis cubiertas de purpurina.  Es verdad que hay un camión de Amerika, es verdad que hay contramarcha, es verdad que mucha gente está en desacuerdo y directamente ni sale de su casa.
Sin embargo, también es cierto que la marcha convoca cada vez más gente; es cierto que mucha gente se entera de la fuerte presencia guei de nuestra ciudad recién cuando ve miles de personas andando por Avenida de Mayo; es cierto que infinidad de jóvenes y no tanto lo viven como el único día en el que pueden visibilizarse como putos, tortas, trans, leather o lo que sea; y - last but not least - es cierto que están las chicas más lindas de Buenos Aires.
Como si eso fuera poco, lo más relevante es que la Marcha transmite un mensaje fundamental: somos muchxs, somos tan personas como el resto, somos no violentxs, somos así.

marcha del orgullo glbtY esto refiere no sólo a mucha gente glbt, sino también - y sobre todo - a muchísima más gente que (aún no identificándose como glbt) considera que excluir, discriminar, esconder y cajonear es violento.  Gente que sabe que esta violencia viene tanto desde la sociedad como desde el Estado, y que es una violencia nacida de la ignorancia y la desinformación.  Creo que el futuro y el crecimiento de la marcha como evento político y social está en la convocatoria que tenga en este espectro de la sociedad, más allá del mundo glbt.
Marcharán entonces quienes, más allá de cómo vivan o piensen su deseo, consideran que mientras más gente esté presente, más difícil será sostener estas formas de violencia: ya no será una marcha "de un grupete de putos haciéndose las locas", sino de muchas personas que quieren para sí y para el resto una vida más vivible. 

10 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Yo también acuerdo en todo lo que decís, principalmente en esto de la apertura del espectro.
    Leyéndote me parece que me cayó una ficha. Quizás sea hora de que la Marcha cambie su nombre. Muy razonable en sus orígenes, cuando probablemente mostrar el orgullo fuera el corazón de la movida, hoy me parece que el eje se desplaza hacia el reconocimiento pleno del respeto y de los derechos que se niegan a las personas no heterosexuales. Si el tema convocante sigue siendo el orgullo, me pregunto, nos pregunto, pregunto: ¿no se está excluyendo en vez de ampliar el espectro?
    En cuanto a lo de la visibilidad, creo que no sólo debe ser en sí misma liberadora para quien la logra sino también un dato para el conjunto de la sociedad (glbt-fóbica y no-fóbica), que lo recibe seguramente como un coscorrón en la cabeza, de esos que la mamá tana te daba en el balero cuando hacías o decías boludeces.

    ResponderEliminar
  3. coincido con la voz popular, está bueno lo que decís, y comento: sister quería ir (desde el año pasado que también quiso ir) pero hay mucha fiaca en juego en ir hasta capital.

    ResponderEliminar
  4. La pior, estoy de acuerdo con vos y creo que es un problema eterno del movimiento, primero debe construirse reafirmándose en su identidad (y por lo tanto excluyendo a lo otro de sí) y eventualmente llega la hora en la que se puede aflojar y empezar a abrirse. Pero eso requiere de una madurez que -creo- aún no existe...
    Mada: decíle a sister que venga, nosotrxs la cuidamos ;-)

    ResponderEliminar
  5. sister está avisada, luego entra y comenta :3

    ResponderEliminar
  6. alo, vengo a hacer presencia. soy sister. y quiero ir a la marcha. :)

    ResponderEliminar
  7. Hola Sister, le voy a mandar un meil a brother con mi info de referencia para que vengas a la marcha y no marches sola :)
    Igual en capital no hay diagonales: si no te perdés en la plata, no te perdés en ningún lado jiji.
    Igualmente te voy a reconocer por la bolsa de caramelos sugus verdes :)

    ResponderEliminar
  8. y? cómo estuvo? subí alguna foto, una crónica, algo...!

    ResponderEliminar
  9. Julieta, estuvo muy bien la marcha, vino muchísima gente a pie y muchos camiones de organizaciones, clubes etc. los de siempre + algunos nuevos (bien ahí). Como siempre, una fiesta, y sin disturbios ni ningún tipo de problemas. Un placer :)

    ResponderEliminar

Mis superyoes dicen