martes, 10 de noviembre de 2009

Mitos

.
el eternauta nieve en buenos aires


En su programa número 30,la gente de Alegría Sueca (de quienes ya les hablé acá) se dedica a reflexionar acerca de mitos, leyendas urbanas y fábulas propias del siglo XXI.  Más allá de que el programa no tiene desperdicio, hay un punto que me pareció particularmente divertido: el ejercicio de pensar qué personas/eventos de nuestra época van a constituir mitos en el futuro, y qué se va a decir de ellos.
De entre las figuras públicas, lxs suecxs eligieron Maradona, imaginando sobre todo mitos relacionados con su talento futbolístico y sus jugadas prodigiosas (no así, hélas, con su talento retórico o su capacidad de opinión omnisciente).  En cuanto a eventos históricos, se sugiere que van a construirse infinidad de historias alrededor de "El día que nevó en Buenos Aires", exagerando hasta el absurdo esos 5 cm de nieve que vimos derretirse rápidamente hace un par de años.
Por supuesto: se hablará quizás de la vez en que el Diego tiró un gol de arco a arco, o la que hizo 10 goles en un mismo juego, o esa otra cuando, durante un partido en La Bombonera, pateó una pelota que voló tanto que recién cayó en su barrio en Fiorito.  Los abuelos contarán su experiencia  de cuando se cerró la 9 de Julio por la nieve, y salieron a esquiar y a hacer muñecos redondos; otros habrán hecho patinaje sobre hielo en los lagos de Palermo y otros aún habrán perdido bajo la nieve a algún pariente despistado al que todavía nadie encontró.  Con el correr de los años, tal vez esto tomará las dimensiones de una semana entera de tormentas invernales, en las que nadie salió a trabajar y todxs nos quedamos en casa quemando objetos varios de madera para resguardarnos del frío polar.
Creo que también se va a hablar montones de Charly García, sus recitales truncos, sus enormes bolsas de papusa y su vida de rocanroll.  Que en una fiesta se metió en una bañadera llena de merca y la aspiró toda, que una vez subió al escenario completamente desnudo, tocó el himno nacional, luego se tiró a la platea y fue satisfecho sexualmente por 30 groupies del público una después de la otra, mientras cantaba el estribillo de Chipi Chipi.  Y por supuesto, se dirá que el regreso en Vélez en realidad era un doble, o un clon, o quizás el mismo Charly que ya había muerto de sobredosis, pero había sido momificado como Evita.
Un evento histórico que ciertamente no quedará exento de invenciones míticas es el de diciembre del 2001: que había batallas campales en todas las calles, que la ciudad fue sitiada y se escuchaban tiros de armas de guerra hasta en los barrios más tranquilos, que la gente desesperada por el hambre comía a sus parientes y que, si te descuidabas, tu propio hermano te vendía a cambio de un plato de fideos.  Que salían aviones, barcos y trenes llenos de gente escapando del caos, y que fueron tantxs lxs argentinxs que emigraron, que para Febrero del 2002 podías caminar diez cuadras por Florida sin cruzarte con una sola persona.
Y quizás también se cuente que en el intervalo de dos semanas tuvimos no 5 sino 15 presidentes, incluyendo por supuesto a Maradona y a Charly - y tal vez también a Susana Giménez con su perro Jazmín (qepd) como vice, quienes habrían llegado a la Casa Rosada en un trineo que se deslizaba sobre la nieve tirado por seis perros esquimales.

3 comentarios:

  1. ¡moooi! cómo vai?
    no puedo asistir a vuestro futbolero acontecimiento... pero era muy tentador! suelo tener actividades los domingus
    dejamos cariños con la Mamarracha que quizás un día les ataja unos penales por ahí
    *
    *
    *

    ResponderEliminar
  2. qué cosa
    maravillosa
    que es este blog.
    qué suerte que no sea
    rosa.
    rima calamaresca
    oh, se vino la fresca.

    eof

    ResponderEliminar
  3. Yo me acuerdo patente-patente. Y todo fue así. Así mismito como decís. Talcualtalcual.
    (¿Por qué esperar a la posteridad si podemos divertirnos con el disparate aquí y ahora?).

    ResponderEliminar

Mis superyoes dicen