lunes, 5 de abril de 2010

140


 Iba a escribir una entrada extensa y argumentada criticando el fenómeno Twitter y sus derivados; hace rato que la venía pensando
Hasta que hablé con Adverbio, que me explicó su punto de vista mientras la arena se metía en nuestras orejas (ojeras no teníamos, pois estávamos de férias).  
Y me pareció bastante bien.  
Quizás algún día escriba la entrada igual; por ahora me deleito con la obra de Adverbio, cruce de haiku y polaroid.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mis superyoes dicen