jueves, 13 de mayo de 2010

Bicicletas amarillas


___________________________________________________


Carta abierta al Gobernador de la Ciudad de Buenos Aires, Sr. Mauricio Macri.

De mi consideración.
Estimado Sr. Mauricio Macri,
Me acerco a usted a travès de este medio, para informarle que si bien estoy haciendo uso amplio y frecuente de sus tan anunciadas ciclovías (y las pedaleo, y disfruto de ellas), esto no significa, bajo ningún concepto, que  yo vaya a votar por usted o su partido en las próximas elecciones.  De hecho, no los voy a votar, porque el hecho de que usted haya inaugurado tantas ciclovías no quita que tanto usted, como sus aliados y acompañantes de fórmula, sean todos y todas, básicamente, unos malnacidos.
Sin más, le saluda atentamente,
mmm-

_____________________________________________________

3 comentarios:

  1. hoy, mientras pedaleaba por Carlos Calvo, me di cuenta de que era fundamental hacer esta aclaración, si pretendìa seguir haciendo uso de las famosas "ciclovías".

    ResponderEliminar
  2. Una verdadera idealista transitaría con la bici fuera de la ciclovía, preferentemente del lado izquierdo, y cada tanto, tal ves cada cien metros, escupiría la famosa con la mayor presición posible, evitando embocarle al marote de un niño, y si no es mucho pedir podría llevarse por delante a los chicos de naranja que sostienen carteles "disciplinarios" en los semáforos.

    ResponderEliminar
  3. Jejej es cierto. Quizás no sea tan profundamente idealista después de todo. Pero en mi defensa, advierto que a los chicos de carteles disciplinadores les exclamo de repente "¡¡cuidado no te acerques!! ¡¡¡soy gay y ES CONTAGIOSO!!!". Un pequeño escándalo político, como una performace al paso.

    ResponderEliminar

Mis superyoes dicen