lunes, 7 de junio de 2010

Picante







Leo Foucault. Capítulo II: La Implantación Perversa
Mientras tanto, almuerzo una sopa color naranja.  Condimento con Tabasco.
El Tabasco mancha el libro.
Qué picante.
Qué atinado. 

7 comentarios:

  1. Alimenté a los koi. Pero sin tabasco.
    Ahora soy feliz.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta el cambio estético del espacio. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta el nuevo luquete. Con respecto a tu profe... Hay días en que quisiera cambiarme la cabeza, del lado de adentro, obvio. Pero trato de enfrentar esos momentos desesperados planteándolo como dilema: "¿Lobotomía o peluquería?". Graciadió, por ahora, he logrado siempre quedarme con la opción reversible.
    Brindo por el nuevo tapiz, el verde shocking, y esos voladitos conceptuales aquí y allá que nos alegran la vida (o, por lo menos, la hacen más entretenida).

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias Wadix, y gracias La Pior!
    Me divirtió la redecoración. Es como reordenar los muebles de la casa.
    "Lobotomía o peluquería" tendría que ser el nombre de *algo*... una banda, un disco. Una peluquería tal vez.

    ResponderEliminar
  5. epa, qué pasó?? quedó re lindo!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Gracias Julieta!! Qué bueno que te haya gustado., gracias por pasar :)

    ResponderEliminar

Mis superyoes dicen