jueves, 16 de septiembre de 2010

La hora oficial

.
Programo los relojes de mi casa adelantados, en un intento por no retrasarme al salir.
Qué pedestre autoengaño, pensarán ustedes.
Pues bien: El secreto es programarlos todos en diferentes horas, para nunca saber cuál es la real, y así no poder auto-des-auto-engañarse.

la hora oficial relojes


Como efecto colateral, 
Mi hogar pasa a ser así una especie de mundo paralelo.
.

4 comentarios:

  1. lo único que en realidad me inquieta es..

    por qué alguien tendría tantos relojes??

    ResponderEliminar
  2. Jaja me imaginé que alguien iba a preguntar eso. Pero si te ponés a pensarlo, no son tantos, y en tu casa debés tener lo mismo: despertador, compu, celular, microondas y uno en el living que en tu caso quizás sea la tele. ¿No?

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Ahhhhrrrgggg!!! Relojes - fuera - de - hora ... noooo, the pain! the pain!

    Como nota aparte: claro que hay muchos, para que no importa hacia donde mires siempre haya uno que te diga en qué instante estás existiendo ... ¿acaso no es así en todas las casas?

    ResponderEliminar

Mis superyoes dicen