viernes, 28 de enero de 2011

Cosas del verano

.
Pensaba hacer un club de fans de los ventiladores de techo, pero curadoradefrases* ya lo pensó antes, y de manera insuperable.
Como sea, cada vez que viajo al pago y duermo siesta bajo ese tuc-tuc medio robótico, siento como si el mundo me abrazara. 

*Mi nuevo blog favorito.
.

Tengo alguien para presentarte

*
Resulta que un día Atomic Betty tenía que presentar a dos amigxs que pensaba podían combinar bien.  Se trata sin dudas de una tarea delicada, que puede llevarnos a ser la persona más querida o la más odiada de ambos individuos.  Es por esto (y porque no teníamos mucho más que hacer, imagino) que entre varixs repasamos diversas recomendaciones, reglas y preferencias a la hora de emprender semejante tarea.
Llegamos a elaborar algo así como un Decálogo de las Presentaciones en Fiestas, que comparto con uds a continuación.  Por supuesto, y como siempre, se agradecerán aportes y comentarios.
*
1. 
La Parte Presentante nunca jamás deberá informar a ninguna de las dos Partes Presentadas que se les va a "presentar" a alguien, ni hacer ninguna alusión acerca de la otra Parte Presentada que pudiere suscitar sospechas.  Si se detectare algún tipo de sospecha, podrá evadirse el problema reconociendo que se va a presentar a alguien, pero nombrando a otra persona diferente (siempre inferior en credenciales al verdadero/a Presentado/a).
2.  
Nunca jamás nombrar (in situ ni en los días anteriores) características de una Parte Presentada que pudieren causar rechazo en la otra Parte Presentada. No es necesario (ni recomendable) mentir; sí seleccionar sabiamente la información.  Tampoco es recomendable exagerar para no atentar contra el Principio #1.
3. 
Al efectivizar la Presentación, es conveniente seguir el consejo que ofrece Bridget Jones: acompañar la Presentación con una o dos características de la persona, seleccionadas de acuerdo con el Principio #2.  Ejemplo: Él es José, estudia Botánica y juega al ajedrez con mi hermano.  Estas indicaciones servirán de puntapié para las primeras conversaciones.
4. 
Al principio del Momento Presentativo, la Parte Presentante deberá intervenir activamente en la conversación para que ningunx de las Partes Presentadas se sienta presionadx a hablar.  Preferir temas que sean de común interés de ambas Partes Presentadas, para que detecten por sí solxs la mutua afinidad.
5. 
Cuando la conversación esté encaminada entre ambas Partes, puede abandonarse brevemente el Espacio Presentativo con excusas tales como "voy a buscar algo para tomar, ¿les traigo algo?". Es importante que esta iniciativa se emprenda una vez que la conversación entre ambas Partes esté encaminada, para que no sirva de excusa para la disolución del Núcleo Presentativo.  En los momentos siguientes, es recomendable oscilar entre el Espacio Presentativo y otros espacios, dejando cada vez más libertad a las Partes Presentadas.

cómo presentar a dos personas en una fiesta

6. 
En cada regreso al Espacio se verificará si el Núcleo tiene necesidad de ulterior asistencia. Se prestará particular atención a: a) dificultades para conversar, b) exceso de tiempos muertos, c) derivación de la conversación en temas que atenten contra el Principio #2.
7. 
En todo momento la Parte Presentante (tanto estando en el Espacio Presentativo como fuera de él) deberá observar los semblantes de ambas Partes, buscando pautas del grado de interés en la otra Parte.
8.  
Bajo ningún concepto se interrogará a ninguna de las Partes por separado acerca de su interés por la otra Parte con planteos ridículos tales como "¿Y? ¿Qué te parece? Es un amor ¿no?".  Las Partes podrán enterarse de la escenificación del Momento Presentativo solamente con posterioridad al éxito o fracaso de la operación.
9.  
La Parte Presentante deberá permanecer alerta frente a posibles amenazas de invividuos externos que pudieren quebrar el Momento Presentativo, en particular personas que se considera podrían despertar interés en alguna de las Partes Presentadas.  La Parte Presentante podrá optar por distraer a la Parte Amenazante, invitándole a conversar en algún espacio alternativo, fuera del rango visual del Espacio Presentativo.
10. 
La Parte Presentante deberá siempre tener en cuenta la posibilidad del fracaso de la empresa.  No se forzará a las Partes Presentadas a interactuar más allá de sus respectivos deseos, ni mucho menos a repetir el encuentro si expresaren rechazo por la otra Parte Presentada.  Presentar a dos personas es colaborar en una atracción potencial, no crearla.
*

lunes, 24 de enero de 2011

Tandilia

.
(Tres Detalles)

Tandil- Reserva Natural Sierra del Tigre

Patchwork agrícola y relieves como olas (Tandil. Reserva Natural Sierra del Tigre)
.
Tandil Diario la Nueva Era Plaza central

Art Decó (Tandil. Plaza central)
.
Balcarce Sierra La Barrosa

Una escalera al cielo (Balcarce, Sierra La Barrosa)
.

miércoles, 19 de enero de 2011

Despecho

.
Como Jack el Destripador, pero diferente, salgo a las calles para matar gente, con el impulso de la soledad.  
Mi blanco no son las prostitutas – desdichadas trabajadoras que, imagino, compartirán muchas de mis angustias.  Lo que desata mi instinto, lo que me hace perder la cordura y desvanece todo autocontrol de mi cuerpo, son esas parejas que caminan por ahí exhibiendo impunemente su amor de eterna primavera.
Parejas de la mano, parejas abrazadas, viejas, jóvenes, de hombres, de mujeres, mixtas.  Parejas sentadas en un banco de plaza, parejas que salen del videoclub película en mano, parejas que caminan por Corrientes un jueves a la noche.
Las veo desde lejos, algo desubicadas en medio de esta ciudad despechada y hostil, y mis ojos ya no pueden dejarlas solas.  Las veo, y las sigo.  Veo que sí, en efecto, están juntos y felices.  Continúa nuestro camino en paralelo – adelante estos dos seres desentonando con el mundo; más atrás yo y mis pensamientos atropellados.


Se me aparecen todas aquellas imágenes acumuladas con tantos y tantos años de soledad: noches de películas elegidas sin compañía, casamientos ajenos con algún acompañante arrastrado por obligación, vacaciones de tres plazas con alguna pareja amiga que se apiadaba de mi condición (y nunca supe qué era peor), mañanas de desayuno conversando con la radio, fiestas de presentaciones bien intencionadas pero candidatxs poco verosímiles,  sábados de… ay, los sábados… son los peores.
A medida que las imágenes se multiplican y abalanzan sobre mi retina, mi instinto comienza a tomar vida propia, y ya no soy yo quien decide lo que sigue.  Pero a la vez, siento que hago lo que tengo que hacer, lo que corresponde: no le sienta bien al mundo tanta ostentación de alegría amorosa.  Me abandono, y las manos, el cuchillo y alguna calle mal iluminada hacen el resto del trabajo.
Las únicas exentas de mi arma, son las parejas que se están peleando: ellas son mi esperanza.  Ellas tienen un futuro no tan diferente del mío.  Ellas auspician que tal vez, más tarde o más temprano, hasta la más feliz de las duplas termine siendo como yo.
Esa es mi verdad.  Y si algún día la policía decidiera capturarme, les voy a contar mi historia de corazones rotos y abandonados.  No me caben dudas de que van a entenderme.
.