jueves, 24 de febrero de 2011

Mudanza


Seamisuperyo - o, mejor dicho, el equipo (*) de Seamisuperyo - se muda la semana que viene.
Este panorama hace que ahora mismo converjan dos situaciones opuestas e irreconciliables: por un lado, mucho para decir (el tema de la mudanza da mucho que pensar, conversar y blasfemar) y, por otro lado, poco tiempo para hacerlo (hay muchas cajas por armar aún).
Dado que no quería dejar de asentar este hito histórico en el blog, me dedico a  preparar esta entrada sintética y al paso, con hilos que van surgiendo:

****

+Mudarse es un caos.
+Las cajas nunca se terminan.
+Es refrescante tirar montones de cosas que estaban ahí sentadas solamente porque sobraba el espacio.
+Hacer cajas es como entrar en un túnel del tiempo. No recomendable para momentos de ánimos bajos.
+No parecerían haber códigos establecidos acerca de cómo cerrar la "relación" con vecinxs y comerciantes amigos.  A veces pienso si despedirme de los negocios o hacer como que un día simplemente dejé de ir. 
+También pienso si antes de partir debería comentarle a mi vecina que su hija es torta, porque creo que no se dio cuenta (**). 
+Siento que me voy con un botín de información valiosísima que lamento no poder hacer útil para el mundo: cuál panadería tiene las mejores facturas, cuál verdulería la mejor proporción precio/calidad, y así.  Todo esto se encarna en un folio enorme lleno de volantes de delivery juntados a través de los años, que probablemente terminen en la basura.
+Es rarísima la sensación de que un lugar en el que unx pasó años de su vida, de repente se va y no lo vamos a ver nunca más.
+El ambiente más difícil de mudar es la cocina; tiene todo lo que causa problemas: cosas frágiles, cosas con formas extrañas, cosas de tamaños diversos, cosas que necesitan frío, e infinidad de frascos.
+Aproximadamente un mes antes de la mudanza, unx entra en el módulo "no lo arreglo porque total ya me voy".  Finalmente, al dejar la casa no queda prácticamente nada de la infraestructura de la misma que no esté averiado de alguna manera.
+No importa a qué acuerdo llegues, siempre te va a dar la sensación de que el flete te está cagando.
+En épocas de mudanza, es absolutamente imposible mantener la concentración en una misma idea, tema o acción durante más de un minuto.  En ningún momento del día, en ningún lugar.
+Las cajas nunca se terminan las cajas nunca se terminan las cajas nunca se terminan.

(*) I.e.: Greta, la computadora, y yo.
(**) Chiste, nunca haría una cosa así.

****

miércoles, 16 de febrero de 2011

Bienvenido Año del Conejo

.
Tres Detalles
.
 Año Nuevo Chino 2011 Buenos Aires
.
"¿qué hiciste en año nuevo?" "comí cosas que no sé qué eran"
.
Año Nuevo Chino 2011 Buenos Aires
.
"¿qué hiciste en año nuevo?" "vi dragones y los toqué para que me dieran suerte" 
 .
Año Nuevo Chino 2011 Buenos Aires
.
"¿qué hiciste en año nuevo?" "compré porqueriitas varias en medio del caos"
.
(¡Gracias a uds que me dan ganas de seguir sacando fotos!) 
.

lunes, 14 de febrero de 2011

Venganza animal

.
..............Los mosquitos me pican
..............Las hormigas me atacan
..............El gato me rasguña
..............El loro no me deja dormir
Creo que va siendo hora de que el Reino Animal empiece a darme crédito por todos estos años de defensa de sus derechos. 
O me paso al bando contrario y que se vayan todos al ~#€@\*$%
.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Will You Be My Un-Valentine?

.
anti valentine, contra el dia de los enamorados
.
***
Es sabido que el Día de los Enamorados, así como el día de la madre/del padre para quienes no tenemos tales parentescos, puede ser un infierno para las personas que sufren mal de amores. 
En señal de repudio a semejante crueldad colectiva, Seamisuperyo propone no adherir al mismo, como quien no adhiere a un paro porque no comulga con los principios de la sindical. 
Quienes se encuentren en estado de enamoramiento, entonces, podrán solidarizarse con quienes no lo están (o no lo están de acuerdo a los estándares ISO-9001 de Enamoramiento Hollywoodense) organizando algún evento social grupal, no romántico ni sexual y en el que en ningún momento se mencione que ese día, casualmente, se festeja a un santo al que nadie conoce.
***
.