lunes, 13 de febrero de 2012

Tu basura es mi tesoro


¿Qué tienen en común los volantes que vienen con la factura del gas, una cáscara de banana, las botellas plásticas de gaseosa, una lata de sardinas, una media rota (la otra la guardamos por las dudas ¿?) y las cáscaras de huevo?
... cri cri ...
Solamente el hecho de residir en el tacho de basura promedio de una casa cualquiera.

Hay muchas maneras de organizar más inteligentemente nuestros desechos, separándolos y llevándolos a quienes saben ocuparse de ellos.  En el interín, no sólo reducimos la cantidad de desechos finales, sino que además colaboramos con quienes trabajan con nuestra basura, evitándoles el trabajo de tener que abrir las bolsas en la vereda y buscar lo que les sirve.

Aquí van algunas:
*Papeles, cartones, botellas y latas de aluminio.  Esta es la fuente de trabajo de muchísimxs recolectores que pasan horas caminando por la ciudad y abriendo las bolsas de las personas que no separan la basura.  Podemos evitarles esta tarea acercándonos a las cooperativas de recuperación de residuos con nuestra contribución, o charlando con ellos para coordinar un momento en el que puedan pasar a buscarlo periódicamente. 
*Botellas plásticas.  Quienes toman bebidas que no vienen en botellas retornables, se encuentran con una enorme cantidad de plástico que ocupa lugar y parece condenada a cumplir años de basural antes de degradarse.  La fundación Banco de Bosques activó un programa en el que recibe donaciones de botellas, que venderán a una planta recicladora y con el dinero recolectado comprarán hectáreas del Impenetrable Chaqueño para hacer un parque nacional y evitar la deforestación.  Pueden llevar las botellas (preferentemente ya aplastadas) y/o ayudar con el empaquetado en las llamadas periódicas que hacen vía féisbu y tuíter.
*Tapas de botellas plásticas.  Las ya archifamosas tapitas del Garrahan... ¿Recuerdan cuando las tirábamos, y ahora las guardamos y llevamos a los puntos de recolección? Un buen ejemplo de cómo sí podemos cambiar nuestros hábitos. (Nótese que la Fundación Garrahan también recibe papel y llaves para reciclar)
*Basura orgánica.  Quienes tienen la suerte de tener un jardín, patio o terraza pueden hacer un compost, en poco espacio y obteniendo a cambio una súper pócima mágica para alimentar las plantas.  Aquí algunas indicaciones sencillas.

Y voilà... un tacho de basura vacío.
.


2 comentarios:

  1. Los deshechos organicos son excelentes para hacer compost y así generar tierra para pantas.

    ResponderEliminar
  2. There's only one point where the information in Infojardín is incomplete. Should anyone wish to include worms to speed up and enrich their compost, tea bags should not be included. At least, not with their paper container. It's toxic for worms. In fact, worms would probably happily enter the compost mound, invited or otherwise so it may be wiser not to include tea bags.

    ResponderEliminar

Mis superyoes dicen