martes, 6 de marzo de 2012

La inteligencia aplicada al bien


La Inteligencia Aplicada al Bien es:

un táper con rallador incorporado, o viceversa.


***

La Inteligencia Aplicada al Bien es una nueva sección de Seamisuperyo, en la que se compilarán distintos casos de inventos, descubrimientos o recursos que hacen la vida más fácil para el humano de a pie.  Se aceptan contribuciones.

3 comentarios:

  1. La inteligencia aplicada al bien es un trapo de piso al que no se le pegan los pelos mojados. Una cortina de baño que no se infla y se te pega toda al cuerpo. Canillas de ducha en una escala razonable para las habilidades motrices humanas, en lugar del típico milímetro de diferencia entre "me cago de frío" y "red lobster".

    La inteligencia aplicada al bien es una alarma de auto que deja de sonar luego de la segunda falsa alarma, y deja dormir al resto del barrio. Es un blog que escribe en color legible para los que siguen desde un lector de feeds con fondo blanco. Es un sistema operativo que te permita renombrar archivos aunque estos estén abiertos por alguna aplicación (o, en su defecto, que al menos te digan qué aplicación los tiene abiertos). La inteligencia aplicada al bien es, y es en mucha concentración, un sitio web sin flash. Es estándares abiertos.

    Es no regalar los datos personales a cambio de noticias irrelevantes y juegos pelotudos. Es hacer carpooling. Hacer bicisendas. Es tener la delicadeza de poner ventanas que se abran cuando construís un departamento, aunque cuesten 100 pesos más.

    También fuera de lo material, es darse cuenta de que la atadura al reloj ya tiene un siglo de edad, y que las cosas han cambiado. Es permitirle a tus empleados (a tus recursos?) trabajar de manera cómoda. Es bancarte pagar el mantenimiento y los impuestos de una cuenta en el banco donde los inquilinos puedan depositar la plata de sus alquileres, sin tener que andar paseando por la ciudad con un gran porcentaje de sus sueldos en el bolsillo.

    Es que te manden las empanadas en una pequeña bandejita de cartón envuelta en papel, en lugar de en una caja de pizza.

    ResponderEliminar
  2. Reciclando Jabón:
    Jabon viejo + Jabón nuevo:
    http://www.yankodesign.com/2010/10/22/convex-soap-into-concave-soap-makes-everlasting-soap/
    Reciclando las bolitas de jabón:
    http://www.yankodesign.com/2008/02/08/dont-drop-the-soap/
    Reciclando hasta las burbujas:
    http://www.yankodesign.com/2010/07/26/bubble-wash-for-hands/

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias! Hay muchas cosas que se pueden hacer si tan sólo decidimos estar del lado de la Fuerza.
    Theo: hay una cosa que siempre me intrigó, y son las iniciativas "verdes" (de reciclaje, reuso etc.) que consumen energía... Está bien, ahorrás en jabón, ¡pero para ello estás gastando en un recurso no renovable! Es raro, creo que tiene que ver con una mentalidad primermundista de que la electricidad viene de la nada.
    Mada: veo que estás in a rant day... Y sí, todas esas cosas y más, serían tan sencillas! (btw, mi feed de Blogger tiene fondo blanco y letras negras, siempre, sin importar cómo esté en el blog original... ¿no es todavía mejor así?. ¿preferirías que no escriba en blanco?)

    ResponderEliminar

Mis superyoes dicen